Martes, 19 de Mayo, 2020

El Gobierno quiere incentivar la venta de vehículos eléctricos y las infraestructuras de recarga hasta mínimo 2025

Información de El País.

El Gobierno dará ayudas al impulso de la movilidad eléctrica, tanto a la venta de vehículos eléctricos como a la infraestructura de recarga, hasta como mínimo 2025
, en línea con el objetivo de que para 2040 no se matriculen automóviles nuevos de combustión.


Según fuentes gubernamentales, seguirá habiendo ayudas a este tipo de vehículos hasta al menos esa fecha por su diferencia de precio con uno con motor diésel o gasolina.

Dichas fuentes añadieron que, entre 2023 y 2027, se estima que exista una paridad en los precios de las dos tecnologías, resaltando que una vez que los coches eléctricos sean más baratos estos incentivos no serán necesarios.

En este contexto, la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) contará con un 40% más de presupuesto -llegando hasta los 65 millones de euros- y elimina la obligación de entregar un vehículo de más de diez años para obtener las ayudas, que oscilarán entre los 4.000 y 5.500 euros.

Por otro lado, han apuntado que la estrategia del Ejecutivo para 2040, en línea con las directrices europeas, se centra en cuestionar el tipo de vehículos y tecnologías que no serán válidas en las Unión Europea para ese año.

También han subrayado que el Gobierno está trabajando en el marco europeo para reducir las emisiones del transporte y que hay ciertos artículos que ahora llaman la atención pero que, dentro de unos años, estas fechas a largo plazo se las habrá comido seguramente la realidad, aunque confirmaron que encima de la mesa no hay ninguna prohibición.

El Consejo de Ministros aprobará previsiblemente este martes el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética para su remisión a las Cortes, que contempla que el Gobierno consultará con el sector del automóvil las medidas que implementará para impulsar la penetración de vehículos sin emisiones directas de dióxido de carbono (CO2), como parte del objetivo de que no se vendan modelos que emitan CO2 desde 2040.

En el texto se incide en la estrategia de descarbonización del parque automovilístico español para 2050, para lo que se adoptarán las medidas necesarias, pero siempre dentro del marco de la normativa europea.

"En desarrollo de la estrategia de descarbonización a 2050 se adoptarán las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa de la Unión Europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones cero de CO2", señala el documento.
Leer 101 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio