Lunes, 2 de Diciembre, 2019

La CNMC publica los protocolos para hacer los cálculos económicos de la compensación de excedentes

Imagen de EL ECONOMISTA Imagen de EL ECONOMISTA
En unas semanas, los autoconsumidores podrán compensar los excedentes de su producción, ya que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha publicado los protocolos de comunicación necesarios para que las empresas distribuidoras y comercializadoras de electricidad puedan hacer los cálculos.

La norma de referencia del autoconsumo, el Real Decreto 244/2019, establece un mecanismo para que los autoconsumidores abaraten su factura, restándole el valor económico de la energía que generen, pero que no puedan consumir instantáneamente y viertan en la red.

Según informa El Economista, pueden acogerse a este mecanismo -una variante del balance neto denominada medición neta- las instalaciones menores de 100 kW, sin que ello suponga ningún tipo de carga administrativa o fiscal adicional a la que soportan los consumidores convencionales; únicamente obtendrán ahorro cuando se haya amortizado el sistema de autogeneración.

El decreto fijó un plazo de tres meses para que el Regulador adaptara los protocolos de comunicación entre las empresas implicadas en este mecanismo de compensación: las distribuidoras, que gestionan el flujo físico de energía, y las comercializadoras, que gestionan su vertiente económica y facturan al consumidor.

La entidad dirigida por José María Marín Quemada organizó un Grupo de Trabajo con representantes de ambos tipos de compañías, y de algunas patronales, para consensuar los protocolos, que mantuvo varias reuniones hasta que se disolvió en el mes de agosto sin haber alcanzado un acuerdo.

A partir de ahora, las distribuidoras y comercializadoras tendrán un plazo de un mes para adaptar sus sistemas de información a los nuevos protocolos, de modo que, si no hay más retrasos, el mecanismo de compensación podría empezar a aplicarse con el cambio de año.

El decreto también prevé la elaboración de una Orden ministerial para que los excedentes de la autogeneración, en vez de volcarse en la red eléctrica, se compartan entre los partícipes de una misma instalación, como sucedería, por ejemplo, en una comunidad de vecinos.

Los técnicos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía han estado trabajando en la elaboración de esta Orden, barajando varias fórmulas para distribuir los excedentes entre los partícipes dinámicamente, pero aún no han terminado el trabajo, cuyo éxito, en todo caso, no era posible sin la aprobación de los protocolos que ha ya elaborado la CNMC.

Leer 87 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio