Lunes, 3 de Diciembre, 2018

Más de 320 congresistas del Congreso Internacional CAI analizan la importancia de la calidad del aire interior para la salud de las personas

La primera edición del Congreso Internacional de Calidad de Aire Interior, organizado por la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización, AFEC; la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración, ATECYR; y la Federación de Empresas de Calidad Ambiental en Interiores, FEDECAI, ha reunido a 326 congresistas los días 22 y 23 de noviembre en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid.
 
El objetivo de este primer Congreso CAI era ofrecer una visión global sobre la situación de la calidad de aire interior en distintas partes del mundo, presentar su impacto económico y jurídico, abordar su tratamiento en distintos tipos de edificios según su uso y mostrar las soluciones tecnológicas que ofrecen las empresas más punteras e innovadoras del sector.

Las sesiones de conferencias del encuentro comenzaron el jueves 22 de noviembre con los ponentes internacionales que hablaron sobre la situación de la CAI en Estados Unidos, Europa e Iberoamérica. En Estados Unidos no hay normativa sobre calidad de aire interior. “No tenemos códigos que cubran todo el país, se aplican a nivel local y es un reto para las ciudades pequeñas desarrollar su propio código”. Esta falta de normativa hace que su principal referente en calidad de aire interior sean las normas elaboradas por ASHRAE y ANSI, entidad que analiza estándares de otras organizaciones y se asegura que puedan lograr el consenso. “En Estados Unidos casi todo lo que se hace en CAI son procesos reactivos en vez de proactivos. Dado que la CAI no se evalúa, se asume que está bien”.

Una de las ideas de partida del Congreso CAI es que la calidad del aire Interior mejora la salud y el bienestar de las personas. No preocuparse por la CAI empeora la situación de los edificios y deriva en implicaciones jurídicas y económicas cuando las condiciones ambientales de un edificio causan daños o perjuicios a sus ocupantes.

Si el programa del jueves por la mañana se centró en mostrar la situación actual y los problemas que pueden derivar de no cuidar la calidad del aire interior, por la tarde las grandes empresas del sector mostraron las soluciones tecnológicas que ya existen para garantizar una correcta CAI.

El programa del viernes 23 de noviembre giró en torno a la relación entre la calidad del aire interior y la del aire exterior y las necesidades en cuanto a calidad de aire interior de los distintos tipos de edificios, en función de su uso y ocupación.

Los entornos de los edificios, en especial en las grandes ciudades, están contaminados. Necesitamos conocer el entorno de los edificios porque según el impacto del exterior en el interior los edificios tendrán necesidades diferentes. En el estudio realizado para Valencia se recogieron datos cada hora de 25 estaciones de medición durante 10 años, aunque finalmente para calcular la ODA tomaron los últimos cinco porque la situación ha cambiado y también ha evolucionado la medición.

En lo referente a la calidad del aire interior en los centros educativos se presentó un estudio hecho en Francia para determinar la relación entre la CAI y la incidencia del asma entre los estudiantes: “el 10 por ciento de los chicos y el seis por ciento de las chicas menores de 15 años habían desarrollado la enfermedad”.
Leer 26 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio