Lunes, 10 de Septiembre, 2018

El perfil del autónomo evoluciona tras la crisis

Los tiempos cambian, surgen nuevos nichos de mercado y son los autónomos los que mejor se adaptan a las nuevas necesidades. Emprendedores por definición, desde 2009 el perfil del autónomo ha evolucionado tras la crisis, según afirma ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos).

El RETA, que desde hace unos meses ha recuperado la cifra de autónomos precrisis y ya son un 1,3% más que en julio de 2009, ha duplicado los autónomos que se dedican a sectores como las actividades inmobiliarias (+52%), actividades sanitarias (+50,7%), o educación (49,2%). Destaca también el incremento de un 39,2% de los autónomos que desarrollan su actividad en el sector de la comunicación y del 38,8% de los que lo hacen en actividades profesionales, científicas y técnicas.


Los sectores llamados tradicionales o crecen en porcentajes muy inferiores a los que estamos comentando o descienden. Es el caso de la hostelería que ha incrementado desde julio de 2009 a julio de 2018 un 1,2% los autónomos que se dedican a esta actividad. La construcción es el sector que más ha visto reducir sus autónomos (-21,6%), seguida de la agricultura (9,8%), industria (-7,4%) y los transportes (-5,6%). Esta comparativa debemos señalar que es desde julio 2009 a julio 2018 ya que en 2009 cambiaron los CNAE por lo que la comparación con años anteriores, según datos de la propia Seguridad Social, no es exacta. Ver cuadro a continuación.

“En una década hemos vivido una de las peores crisis y una gran revolución. El mercado laboral ya no volverá a ser lo mismo y lo demuestra que aunque los sectores tradicionales siguen abarcando a la mayoría de las actividades de los autónomos, son los nuevos emprendedores los que demuestran con innovación, talento y tecnología que hay otros nichos de mercado a completar y otra forma de ganarse la vida. Los profesionales han encontrado en el autoempleo una salida más de factible, como lo han hecho los mayores de 40 años y en especial las mujeres”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Los nuevos profesionales autónomos ofrecen experiencia, dedicación y se organizan su tiempo prestando sus servicios bajo sus propias reglas y sin dejar de buscar nuevas salidas”. “Desde ATA apostamos siempre por dar facilidades a los autónomos para que creen su propio empleo y demuestren lo que saben hacer porque con el tiempo acaban creando más empleo y afianzando una recuperación económica de un país que ya sabe que hay otras formas de negocio”.

 

Edad, antigüedad y género

 

De 2009 a 2018 (julio-julio), los autónomos de más de 40 años son los que más han incrementado sumando 282.915 autónomos más de esta franja de edad. De hecho los autónomos de más de 40 años representaban el 65,2% del total de autónomos (3.208.725 personas) en julio de 2009 y en julio de 2018 representan el 73%.

 

Dentro de esta franja, destaca el incremento de los autónomos que tienen entre 55 a 64. Pasan de 634.482 en julio de 2009 a 728.525 autónomos, un incremento del 14,8%. Al igual que los mayores de 65 que casi han duplicado su número (+46.733 autónomos). “Los mayores de 55 han encontrado en el autoempleo una solución ante la dificultad de encontrar un trabajo por cuenta ajena del que les expulsó la crisis. Su valor añadido es la experiencia y como autónomos han podido diversificar y aplicar esta experiencia en más campos y con más empresas”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. “La posibilidad de compatibilizar trabajo por cuenta propia y pensión, como reflejan los datos, ha dado un resultado casi inmejorable. Muchos eran los que al jubilarse continuaban pendientes de sus negocios y ahora es una actividad regularizada y con la seguridad jurídica necesaria para estos autónomos. Además de que conservamos su buen hacer y experiencia al frente de negocios que vertebran muchas de las pequeñas localidades españolas”.

 

Si comparamos el crecimiento de los autónomos y las autónomas vemos cómo son ellas las que protagonizan el emprendimiento en estos años. Las cifran arrojan un resultado negativo en el caso de los varones con una pérdida del 1,9% de la afiliación al RETA frente al crecimiento del 7,9% de las autónomas desde julio de 2009. Si además diferenciamos por sus edades se confirma la tendencia nacional y tanto las mujeres como los varones dados de alta como autónomos son mayoritariamente mayores de 40 años.
Leer 73 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio