Viernes, 10 de Agosto, 2018

El próximo 15 de agosto entra en vigor la RAEII, que obliga a reciclar todo material eléctrico

Según una nota informativa emitida conjuntamente por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a partir del próximo 15 de agosto de este año, el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se aplicará a todos aquellos aparatos eléctricos y electrónicos clasificados en las nuevas categorías y subcategorías establecidas por el Anexo III del real decreto.

Es decir, la norma anterior afectaba a electrodomésticos y aparatos electrónicos de gran consumo, y el Real Decreto 110/2015 establece que todo material eléctrico destinado a ser incorporado en instalaciones eléctricas debe marcarse con el símbolo del cubo tachado, y debe ser recogido y procesado/reciclado una vez se conviertan en residuo. 

 “Dado que la ampliación de la consideración de AEE afecta a todos los aparatos salvo los excluidos de forma explícita en el artículo 2 del RD RAEE, será elevado el número de productores que a partir de esa fecha deberán cumplir con las obligaciones derivadas del real decreto, especificadas en el Capítulo II y en el Capítulo VIII del RD RAEE".

Dentro de estas obligaciones se incluye: 

-la inscripción en el Registro Industrial Integral, sección especial para productores de AEE (en adelante RII-AEE)
-la actualización de sus datos


 
De acuerdo con la normativa sobre gestión de residuos electrónicos (Real Decreto 110/2015), a partir de esta misma fecha, entrará en vigor una nueva clasificación de aparatos que reducirá las diez categorías actuales a siete. Los aparatos exentos hasta el momento serán clasificados en función de su tamaño y su posterior proceso de tratamiento, mayoritariamente en las categorías Grandes Aparatos -aquellos que superen los 50 centímetros- o Pequeños Aparatos -menos de 50 centímetros-.

Entre los grandes aparatos, se incluyen bombas, motores eléctricos, generadores, transformadores, cuadros eléctricos, maquinaria de producción industrial o robótica. Por su parte, en la categoría Pequeños Aparatos, encontramos interruptores, regletas, enchufes de corriente, de teléfono o de antena de televisión, termostatos, controladores telefónicos o de climatización

Al igual que para el resto de residuos electrónicos, la normativa establece la obligación de gestionar, en 2018, el 55% del peso medio de los aparatos de este tipo puestos en el mercado durante los tres años anteriores. 

Según explica Schneider Electric en su blog, otra de las implicaciones importantes es que a partir de la fecha indicada se establecen unos objetivos anuales de recogida de residuos históricosbasados en estimaciones de los productos puestos en el mercado. Esta obligación debe ser cumplida por el denominado “Productor” pero en la práctica puede ser realizada a través de un gestor de residuos que viene a denominarse “Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor” (SCRAP). Este SCRAP será financiado a través de las “ecotasas” que los “Productores” deberán aportar a esta obligación.

"Observar que el “Productor” corresponde a aquella figura que, por primera vez, introduce en el mercado europeo y comercializa el producto, es decir, correspondería a aquellas figuras tales como: fabricantes, “labelizadores”, importadores y vendedores on-line", comenta este fabricante en su blog.



Leer 125 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio