Martes, 7 de Agosto, 2018

Manuel Amate, Domo Electra: "Si la digitalización es una asignatura pendiente para los instaladores, es porque quizás no conozcan las posibilidades que puede representar"

En la última edición de EFICAM contamos con su presencia, ¿qué le pareció el certamen? ¿Le sorprendió el nivel de digitalización del auditorio donde impartió su charla?
 

¡Muy bien! Nos gusta mucho asistir a ferias al equipo de Domo Electra, nos permite estar al día respecto a las novedades de los fabricantes y aprender cosas nuevas de los representantes comerciales y otros profesionales.
 
Lo que más recuerdo del auditorio es al equipo humano que nos ayudó en la charla y las personas que asistieron. Soy un ser eléctrico que se recarga con la energía renovable de otras personas.

 
APIEM, en colaboración con Telematel, ha elaborado el I Informe de la Profesión Instaladora “El instalador en 2018”, en el que se revelaba que en la Comunidad de Madrid solo un 6% de los instaladores considera que uno de los retos del sector es el impulso a la digitalización. ¿Cómo cree que se puede aumentar ese porcentaje y que la importancia de la digitalización cale en los instaladores?
 
Que un 6% piense únicamente que la digitalización es una asignatura pendiente, es porque quizás no conozcan las posibilidades que puede representar a título personal o profesional.

Muchas veces se piensa que con abrir un blog, un canal de Youtube o un comercio electrónico son suficiente, que el resto “llega solo”, que es como abrir un local comercial en mitad de una calle y esperar a que lleguen los clientes, nada más lejos de la realidad. Exige mucho trabajo a diario.

¿Cómo aumentar ese porcentaje? Todos conocemos a los mismos referentes: Marc Zuckerberg, Steve Jobs, Serguei Brinn, Larry Page… Personas de gran éxito, pero casi “inalcanzables”.

Quizás se necesiten otros referentes “más reales” que sirvan de inspiración: Bere Casillas, Saúl López, Romuald Fons, Joaquín Efe Uno… Gente muy innovadora en sus respectivos sectores que gracias a la digitalización tienen un presente profesional magnífico y un futuro más que prometedor y que puedan ayudar a entender la importancia de la digitalización.

¿Cómo decide usted dar el salto para ser un instalador
2.0?
 
Fue un proceso muy orgánico, casi accidental. Los primeros contenidos que hicimos en la red, como por ejemplo en Youtube, eran vídeos cortos donde simplemente enseñábamos nuestro teléfono de contacto, un carrusel de imágenes para ofertar nuestro servicio técnico para el dividendo digital, algún que otro “unboxing”…

De eso hace ya casi 10 años, no existía ni mucho menos el concepto “youtuber”. Pasó el tiempo y comencé a grabar vídeos de mi trabajo (como cambiar un tubo fluorescente por LED, orientar una parabólica, instalar una máquina de aire acondicionado) y comenzó a crecer nuestra comunidad, formada por técnicos profesionales, estudiantes, profesores de FP, ingenieros y personas con inquietudes por nuestro sector que querían más vídeos y soluciones a otros problemas y averías, que disfrutan con nosotros y nosotros con ellos.

Casi sin quererlo, se ha convertido en una parte más de nuestro trabajo que ya es imprescindible. No podemos faltar a nuestra cita con Youtube todas las semanas, publicaciones diarias en Facebook, Instagram, Twitter y por supuesto, el contacto directo con nuestros DomoAmig@s por teléfono, WhatsApp, correo y hasta en persona en nuestra oficina, donde muchos vienen a visitarnos dejándonos recuerdos imborrables.

¿Ha visto incrementado su negocio y facturación por el hecho de ser un instalador 2.0?

Evidentemente, sí. Antes la gente buscaba un técnico o la compra de material en Páginas Amarillas. Pero ahora, las personas utilizan su teléfono móvil para buscar a través de Google o Youtube (dependiendo de la circunstancia o necesidad) y nos encuentran a nosotros.

En 2009, el que fuese el peor año de la crisis financiera. Si no hubiese sido por nuestro trabajo en la red, Domo Electra habría cerrado como otros tantos negocios. La diferencia es que, nosotros decidimos apostar fuerte por nuestro comercio electrónico, abriendo nuestro escaparate al mundo contando ya con más de 18.000 clientes.


¿
Cree que el sector de la instalación va muy retrasado respecto a otros sectores afines, como el de la fontanería o cerrajería, en ese camino de la digitalización?
 
Depende de la vara de medir que uno utilice. Si comparamos cualquier de nuestros sectores con Amazon, Google, Apple… Todos estamos en “pañales”. Creo que, independientemente del sector del que hablemos a nivel digital, nos queda a todos mucho trabajo por hacer.


¿Cómo ve el futuro del sector? ¿Cómo cree que será el instalador de dentro de diez años y qué disciplinas tendrán más oportunidades y volumen de
negocio?
 
Siempre soy optimista con respecto al futuro, nadie puede predecir qué va a llegar, y a nosotros nos gusta asumir los nuevos retos que nos depara el futuro.

No puedo vaticinar cómo será el instalador de 2028. Hace 10 años nadie sabía la importancia que iban a tener las redes sociales Internet o un sistema de mensajería como WhatsApp, herramientas imprescindibles actualmente…

De lo único que estoy seguro es que las energías renovables, el autoconsumo, las telecomunicaciones y el Internet de las Cosas van a marcar la ruta a seguir en nuestro futuro profesional a corto y medio plazo, siempre y cuando exista apoyo con medidas gubernamentales y las adaptaciones curriculares en la formación.


¿Considera que hay un problema generacional en la mayoría de las empresas familiares del sector? En caso de creerlo, ¿considera que las políticas de impulso a la Formación Profesional son el mejor remedio para paliar ese problema
generacional?
 
No creo que exista un problema generacional, yo soy un técnico 4.0 (40 años) y estoy muy alejado de las nuevas generaciones que son “nativos digitales”, pero decidimos “innovar” en nuestro sector profesional y tener una presencia muy activa en RRSS. No solo eso, también hicimos un videojuego, nuestra APP para estar en contacto directo con nuestros clientes, un foro con técnicos que nos ayudamos unos a otros y resolvemos dudas, la tienda online para profesionales y usuarios finales…

La Formación Profesional y cualquier tipo de acreditación académica te van a otorgar los cimientos para tu futuro empresarial, luego, uno decide qué hacer con esos cimientos y seguir construyendo con nuevas competencias o no.


En mis años de formación académica, nunca hubo un ordenador con el que trabajar o aprender, todo se hacía con “boli, regla y papel”. Y creo que sucederá igual con los estudiantes de hoy o del futuro, tendrán que construir buena parte de su conocimiento por ellos mismos.

¡Un DomoAbrazo muy grande! ¿Sabéis lo que tenéis que hacer? ¡Generen! :-)
Leer 197 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio