Lunes, 4 de Junio, 2018

El instalador tiene un papel clave con la entrada en vigor de la normativa RAEE II

El papel de los instaladores ante la entrada en vigor de la normativa RAEE II el próximo 15 de agosto es clave y así quedó de manifiesto durante la celebración de la mesa redonda El instalador como protagonista de la cadena de reciclaje”, que se celebró el pasado 12 de marzo durante EFICAM. En el marco de este certamen, José Pérez, Delegado General de la Fundación ECOLUM-Recyclia, y Ángel Bonet, presidente de APIEM, firmaron un convenio para fomentar la gestión de los residuos de alumbrado y material eléctrico, a través de los canales que ofrece la Fundación ECOLUM, con un sistema de puntos que darán lugar a una serie de incentivos para el profesional instalador, cuyo papel en el proceso de reciclaje es fundamental.

Con este acuerdo, se pretende concienciar sobre la responsabilidad que tiene la figura del instalador en la recogida de RAEE, así como fomentar que dicha recogida se realice de forma legal y controlada.

Asimismo, en la mesa redonda participaron representantes de tres asociaciones de instaladores. José Manuel Rodríguez, de la Asociación de Instaladores de León, se mostró convencido de la necesidad de reciclar y reconoció la falta de concienciación y compromiso por parte del instalador”, por lo que exigió una mayor labor pedagógica, así como incentivos para fomentar esta labor. Manuel Juez, de la Asociación de Instaladores de Burgos, incidió también en la poca labor que se realiza en el terreno del reciclado por parte de los instaladores y exigió un control más exhaustivo por parte de la administración para que se cumpla con la ley.

Fernando Gallardo, de APIEM, cerró el turno de intervenciones asegurando que los instaladores, “tenemos que cambiar de mentalidad”, en materia de reciclado, sobre todo teniendo en cuenta que los profesionales actuales estamos mejor formados, más especializados y comprometidos con el sector”, lo que se tiene que traducir en un “mayor compromiso con el planeta”.

La RAEE II establece que todos los aparatos eléctricos y electrónicos pasan a estar afectados por dicha normativa a partir del año 2018. Entre ellos se encuentran toda una serie de productos de material eléctrico que antes no estaban bajo ámbito de aplicación de la norma y que con la nueva situación pasan a tener la obligación legal de ser reciclados.

El 15 de agosto de 2018 finaliza el periodo transitorio que afectaba a las luminarias domésticas (Disposición transitoria undécima de la citada normativa) por lo que, definitivamente, quedan incluidas en el ámbito de aplicación de la normativa.

Asimismo, en esa misma fecha, se incorporan nuevos productos: pequeño material eléctrico (enchufes, sensores, etc.); dispositivos de mando y protección eléctrica (interruptores de emergencia, relés, etc.); equipos de generación, transmisión, transformación, acumulación y medición de energía (motores, convertidores, transformadores, etc.) y cartuchos de impresión, tóner y otros consumibles eléctricos o electrónicos, entre otros.
Leer 159 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio