Lunes, 4 de Septiembre, 2017

El acuífero subterráneo sobre el que se asienta Madrid podría climatizar con geotermia a la ciudad

Los orígenes de Madrid y gran parte de su historia están ligados a sus aguas subterráneas, como evidencia la influencia del agua en la toponimia madrileña. De hecho, Madrid se asienta sobre un acuífero de 2.600 kilómetros cuadrados y según diversos expertos en geotermia éste sería la mejor solución para climatizar la ciudad de forma sostenible.

Celestino García de la Noceda, ingeniero de minas y miembro del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), ha asegurado a Efeverde que la tecnología existe y esta contrastada hay sistemas de aprovechamiento de aguas subterráneas que pueden producir calor en invierno y enfriar en verano, refiriéndose a las aguas del acuífero sobre el que se asienta la capital de España.

De hecho la capital cuenta con una de las mayores instalaciones geotérmicas residenciales de Europa en el distrito de Chamartín, con una potencia instalada de 540 kilovatios (kw), lo que le permite emitir 19 veces menos C02 que un inmueble convencional.

Las bombas de calor geotérmicas, tienen además carácter reversible, con lo que pueden calentar y enfriar haciendo uso de las aguas subterráneas, como ya ocurre en países como Islandia.

Noceda explica que al menos existen dos sistemas de climatización geotérmica, cerrado (con circuitos estancos) y abierto, que bombea el agua y la devuelve nuevamente al acuífero mediante bombas de calor.

El gas natural “apuesta por las instalaciones individuales“, mientras que la geotermia requiere “instalaciones centralizadas“, lo cual también disuade a inversores ha apuntado García de la Noceda.

Y en este sentido, ha puntualizado que la burocracia disuade, muchas veces, a los promotores que se encuentra con “tediosos y largos trámites administrativos” que “en el mejor de los casos” se alargan hasta dos años.


Ahorro energético

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) la producción de energía renovable, a partir de bombas de calor geotérmicas en 2015 en España, fue de 23,4 Kilotonelada equivalente de petróleo (Ketp).

Este tipo de aprovechamientos de la geotermia ayudarían a reducir el consumo de energía del sector residencial -una de las principales fuentes de gasto energético en España- y emisiones de CO, que en 2016 ascendió en España hasta las 80.461 tep (tonelada equivalente de petróleo), un 18,5 % del total de consumo de energía final, según Eurostat.

Leer 128 veces


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio