Gracias a la tecnología de ABB, el centro de datos de la mina Lefdal pretende convertirse en la mayor instalación con la menor huella medioambiental de Europa

Noruega quiere convertirse en una superpotencia en lo que se refiere a centros de datos ecológicos, por lo que el centro de datos de la mina Lefdal ha recurrido a la experiencia de ABB para la creación de las infraestructuras eléctricas críticas con las que suministrar energía limpia a estas instalaciones de 120.000 m2.

Uno de los aspectos más importantes fue suministrar un sistema eléctrico que mantenga la fiabilidad a medida que crezca el centro (hasta 200 MW partiendo de los actuales 10 MW) en distintas fases durante los próximos tres años.

Para superar estos retos, ABB ha creado una red troncal de media tensión para toda la instalación. En caso de situaciones de emergencia, ABB incorpora también un sistema descentralizado SAI (sistema de alimentación ininterrumpida), por lo que cada sección del centro de datos dispone de su propia instalación SAI. Si llegara a producirse un problema en la red, el SAI se activa en cuestión de milisegundos para garantizar un suministro eléctrico fiable hasta que intervengan los generadores de reserva.

El centro dispone actualmente de 120.000 m2 de espacio en blanco, gran parte del cual se encuentra en contenedores suministrados por Rittal estacionados en los antiguos conductos subterráneos de la mina. “ABB fue uno de los primeros en incorporarse al proyecto, ya que todo comienza por el suministro eléctrico”, explica Andreas Keiger, vicepresidente ejecutivo de Rittal. “Se necesitan transformadores y generadores. Por eso, dada nuestra buena relación, comenzamos a pensar en el modo en que podíamos involucrar a ABB en el proyecto”.

Los centros de datos constituyen el eje troncal de nuestro día a día ya que almacenan todos los datos que generan los dispositivos inteligentes, las empresas y las redes sociales. Por tanto, la fiabilidad y el mantenimiento de operaciones seguras durante las 24 horas resultan cruciales, con sistemas redundantes que garanticen el funcionamiento permanente del centro de datos.

Por consiguiente, los centros de datos son una de las instalaciones que más energía consumen. Sin embargo, la mina Lefdal es increíblemente eficiente desde un punto de vista energético. Además de sus fuentes de alimentación sostenibles, emplea como refrigerante el agua fría de un fiordo cercano de 565 metros de profundidad.

El centro de datos se encuentra por debajo del nivel del mar, lo que elimina la necesidad de costosas bombas de alta capacidad para elevar el agua del fiordo hasta los intercambiadores de calor del sistema de refrigeración. Todo ello tiene como resultado que la solución de refrigeración del centro de datos tenga una eficiencia del uso de energía o PUE (la norma del sector para medir la eficiencia energética) de entre 1,08 y 1,15 por bastidor de 5 kW, convirtiéndose así en uno de los centros de datos más ecológicos del mundo con un ahorro energético del 30 % al 40 % respecto de las instalaciones convencionales. “La refrigeración es fundamental debido a la ingente cantidad de calor que generan estos servidores. Gracias a la eficacia de la refrigeración por agua, estos contenedores de servidores permiten hasta 50 kW de potencia, cuando normalmente cabría esperar entre 7 y 8 kW con la refrigeración por aire convencional”, comentó Mats Andersson, director de marketing del centro de datos de la mina Lefdal. Ciaran Flanagan, responsable del segmento global de centros de datos de ABB añadió: “Es todo un orgullo para ABB participar en este proyecto tan innovador. La búsqueda de la eficiencia energética nunca cesa y no se trata de un mero anhelo, sino de una responsabilidad actual que ABB se toma muy en serio. Estamos encantados de formar parte del equipo”.

El PowerValue 11T G2 de ABB ofrece ahora a las aplicaciones de potencias bajas las ventajas de la sofisticada tecnología de SAI de ABB.

El PowerValue 11T G2 está diseñado para aplicaciones monofásicas y emplea la 
tecnología de doble conversión de ABB: la AC entrante se convierte primero en DC y, a partir de ésta, se sintetiza la AC de salida, lo que proporciona una onda sinusoidal limpia.

Estos dos pasos de conversión dan lugar al término "doble conversión" y aíslan la forma de onda de la tensión de salida de toda perturbación procedente de la CA de entrada. Dicho de otro modo, el PowerValue 11T G2 no solo garantiza la potencia de la carga vital, sino que asegura que la energía sea siempre limpia, esté o no conectado el SAI.

La torre PowerValue 11T G2 ahorra costes minimizando las pérdidas de energía, con una eficiencia de doble 
conversión de hasta el 98 %, lo que lo convierte en el mejor de su clase. El modo de funcionamiento de tensión y frecuencia independiente (VFI) proporciona una mayor eficiencia, ya que el SAI activa y desactiva los módulos para satisfacer los requisitos de carga, con lo que se ahorra energía y se optimiza la eficiencia del sistema, especialmente en situaciones de carga baja.

El SAI PowerValue 11T G2 es fácil de instalar y mantener, su funcionamiento resulta económico y ocupa muy 
poco espacio, además de ofrecer una potencia de CA en forma de onda senoidal pura, estable, regulada, sin transitorios y con un ajuste de la tensión de salida extremadamente preciso. Pueden conectarse en paralelo hasta tres unidades de 10 kW para proporcionar redundancia o aumentar el suministro de energía hasta 30 kW. Los accesorios para la conexión en paralelo ya vienen instalados de serie. Se pueden colocar hasta cuatro módulos de batería externos (EBM) opcionales para complementar las baterías integradas y prolongar el tiempo de funcionamiento a más de dos horas (al 100 % de carga con un factor de potencia nominal).

En palabras de Gabriele Poccia, director de la línea de productos SAI monofásicos de ABB: "ABB está aplicando nuevas tecnologías a los SAI de potencias bajas, lo que está teniendo un efecto muy positivo en nuestro mercado monofásico. Con la incorporación del PowerValue 11T G2, completamos la gama y ofrecemos a los propietarios de salas de servidores, paneles publicitarios, máquinas expendedoras, puertas de seguridad, por citar algunos ejemplos, la oportunidad de instalar un SAI de primera clase y bajo consumo en su aplicación".


Con el lanzamiento del DCBreak, ABB ha reforzado su gama de productos ferroviarios, centrándose en las aplicaciones de tracción de corriente continua (CC) que funcionan principalmente a 750 V. En las aplicaciones ferroviarias, el DCBreak protege el vehículo frente a fallos eléctricos interrumpiendo el flujo de corriente tras la detección del fallo. También sirve para aislar la fuente de alimentación cuando se lleva a cabo el mantenimiento. Con una tensión nominal de 900 V, una corriente nominal de 1500 A, un poder de corte de 30 kA y sometido a ensayos conforme a las normas IEC 60077-3 y IEC 61373, el DCBreak satisface las necesidades más importantes de nuestros clientes.

El DCBreak ha sido diseñado para su instalación en vehículos nuevos o como un sustituto directo para los interruptores automáticos de los vehículos actuales. Gracias a su reducido tamaño, puede reemplazar a la mayoría de los interruptores automáticos actualmente disponibles en el mercado con una simple conexión.

La gama DCBreak, que cumple los requisitos de las soluciones ecoeficientes sin afectar al rendimiento, permite el acceso de ABB a un nuevo sector del mercado. Gracias al uso de contactos libres de cadmio, el nuevo producto cumple la directiva de restricción de sustancias peligrosas (RoHSe) e iguala a los interruptores automáticos más ligeros que existen comparativamente en el mercado.

Además, la gama de productos DCBreak se ha diseñado teniendo muy presente la flexibilidad. Dadas sus reducidas dimensiones y escaso peso, puede instalarse tanto debajo del chasis como en el techo del vehículo.
 
La línea de productos de media tensión de ABB para el sector ferroviario incluye una gama completa de soluciones con subestaciones eléctricas y componentes de subestación especialmente diseñados y adaptados para cumplir las especificaciones técnicas del sector ferroviario. ABB ofrece una gama completa de subestaciones de tracción de CA, tanto para aplicaciones de 16,7 Hz a 25 Hz como de 50 Hz a 60 Hz, compuesta de estaciones de línea de alimentación y puntos de conmutación mono y bifásicos, estaciones autotransformadoras y automatización de subestaciones (control y protección locales). La incorporación del DCBreak viene a reforzar la excelente oferta de ABB para el segmento ferroviario y consolida su posición como punto de compra único para las aplicaciones ferroviarias.


Sistema de armarios modulares, IP43, en todos los tamaños (Montaje en pared y pavimento)

Con el nuevo sistema TwinLine S 43, ABB ofrece una solución a medida y testeada de armarios de pared y pavimento montados en kit.

Esta completa gama incluye dos tipos de armarios, TwinLine-G (profundidad de 225 mm) y TwinLine-L (profundidad de 275 mm) ofreciendo una solución para cada necesidad. El sistema modular en kits es sencillo en el diseño, rápido en el montaje y seguro en la aplicación, garantizando una moderna distribución de energía.

Todos los armarios TwinLine pueden unirse en horizontal y en vertical. Los montantes de unión lateral y los kits de unión pueden montarse fácilmente. El nuevo concepto de zócalo proporciona un transporte seguro en el taller y en la instalación.

La apertura de 180 grados de puerta y el sistema de cierre de la puerta, con la posibilidad de cambiar la posición de las bisagras a derecha o izquierda garantiza una excelente flexibilidad. El bastidor extraíble de serie ofrece la posibilidad de eliminar todos los paneles a la vez y proporciona un rápido montaje.


Principales beneficios
  • Innovadora entrada de cables.
  • Un espacio de entrada de cables mucho mayor.
  • CombiLine S, amplio sistema modular de distribución.
  • Accesorios comunes para minimizar los niveles de stock.

Características principales
  • Armarios en kit.
  • Corriente asignada hasta 800 A.
  • Clase de protección: I, puesta a tierra.
  • Grado de protección IP: IP43 con puerta e IP30 sin puerta.
  • Conformidad con la norma IEC 61439-1, -2 y -3.

Más información aquí.


ABB ha presentado el nuevo interruptor automático de corriente continua (CC) bidireccional de alta velocidad, DCBreak, para el manejo de material rodante y destinado a sistemas de 750 V.

El tamaño del nuevo DCBreak es aproximadamente un 40 % inferior al de los interruptores automáticos actualmente en el mercado y es uno de los más ligeros de su categoría, ya que tan solo pesa 28 kilogramos. Solo requiere mantenimiento cada 200.000 operaciones.

Con este último lanzamiento ABB ha reforzado su gama de productos ferroviarios, centrándose en las aplicaciones de tracción de corriente continua (CC) que funcionan principalmente a 750 V. En las aplicaciones ferroviarias, el DCBreak protege el vehículo ante posibles fallos eléctricos interrumpiendo el flujo de corriente previa detección del fallo. Sirve además para aislar la fuente de alimentación cuando se lleva a cabo el mantenimiento. Con una tensión nominal de 900 V, una corriente nominal de 1500 A, un poder de corte de 30 kA y sometido a ensayos conforme a las normas IEC 60077-3 y IEC 61373, el DCBreak satisface las necesidades más importantes de nuestros clientes.

"Especialmente diseñado para el metro, el tranvía y demás aplicaciones ferroviarias ligeras, capaz de ofrecer un magnífico rendimiento con un tamaño, peso y necesidad de mantenimiento mucho menores", afirma Bruno Melles, director ejecutivo del área de Productos de media tensión de ABB. "Contamos con una vasta experiencia como proveedores de tecnología innovadora y de gran eficiencia energética para el sector ferroviario y nuestro deseo es continuar innovando para el sector del transporte, un área clave de crecimiento en nuestra estrategia Next Level."

El DCBreak ha sido diseñado para su instalación en vehículos nuevos o como un sustituto directo para los interruptores automáticos de los vehículos actuales. Gracias a su reducido tamaño, puede reemplazar a la mayoría de los interruptores automáticos actualmente disponibles en el mercado con una simple conexión.

La gama en su totalidad, que cumple los requisitos de las soluciones ecoeficientes sin afectar al rendimiento, permite el acceso de ABB a un nuevo sector del mercado. Gracias al uso de contactos libres de cadmio, el nuevo producto cumple la directiva de restricción de sustancias peligrosas (RoHSe) e iguala a los interruptores automáticos más ligeros que existen comparativamente en el mercado.



Renovar, impulsar y ampliar los espacios de trabajo del Centro de Formación de APIEM son los 3 objetivos clave que persigue la asociación para ofrecer el mayor rendimiento y la máxima calidad a sus alumnos.


El Centro de Formación de APIEM está dotado con las últimas tecnologías en equipos para realizar prácticas en instalaciones eléctricas, telecomunicaciones, domótica, aire acondicionado y climatización, además de un completo showroom con productos donados por las empresas colaboradoras.

ABB ha querido contribuir a la expansión y revitalización de las instalaciones y equipos de los talleres de la asociación firmando un acuerdo de colaboración para donar material, que será utilizado por los alumnos de los cursos de domótica, reformas de fincas o el Certificado Profesional de Electricidad, entre otros.

Durante el último año el Centro de Formación de APIEM organizó e impartió un total de 81 cursos de 10 especialidades distintas, lo que supuso 1.777 horas y 1.574 alumnos matriculados. De manera simultánea se convocaron 30 jornadas técnicas a las que asistieron más de 1.000 personas.

Francisco Álvarez, Jefe de Área Centro-Canarias & Responsable de Asociaciones de Compra de la Distribución Mayorista de ABB, ha afirmado sobre la firma del acuerdo “que la compañía en su continuo compromiso con la sociedad, colabora con APIEM para ofrecer a los jóvenes espacios de trabajo donde puedan recibir una formación técnica de calidad”. Además, destaca el aprendizaje como esencia de esta cooperación. “Gracias a la donación de una amplia gama de productos de baja tensión, como las series de empotrar de Niessen, aparamenta y envolventes, así como productos de automatización y control, los alumnos tendrán la oportunidad de aprender con las últimas novedades tecnológicas de ABB. A su vez, expertos tecnólogos de ABB apoyarán al profesorado con diversas charlas técnicas formativas”, puntualizó.
Por su parte, Ángel Bonet, presidente de la asociación, ha agradecido y valorado la implicación que la compañía ha demostrado con la formación. “La formación es la herramienta clave para mejorar la eficiencia del servicio”, declaró al término de la rúbrica del acuerdo.

Con esta colaboración ABB se ha convertido en un partner especial de APIEM, “ya que nuestra 
relación no finaliza aquí sino que fruto del acuerdo firmado, el Centro de Formación contará con apoyo técnico y didáctico en el desarrollo de nuevas acciones formativas en diversos campos del sector industrial”, afirmó Bonet.

Asimismo, el presidente de APIEM quiso poner el acento en la importancia de la formación dentro de las empresas, explicando que “gracias a una formación de calidad se consigue una mejora de las competencias del puesto de trabajo, indispensables para fortalecer la situación competitiva de las empresas y su personal”. Para Ángel Bonet “la formación continua en la empresa es casi una obligación hoy en día. Con una empresa que tiene que adaptarse a múltiples cambios, ser flexible y conseguir que sus recursos humanos sean lo más eficaces posibles para maximizar la productividad, la formación es el camino que debemos recorrer para lograrlo”.

Por último señaló que “la formación tiene que servir para adaptarnos a los cambios y minimizar errores. La empresa está en constante evolución y todos deberíamos reciclarnos cada cierto tiempo”.


Publicado en Noticias


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su navegación, si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para buscar mas acerca del uso de cookies que usamos y como borrarlas lea nuestra Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio